GADEA DÍEZ: ‘NO ME MARCO OBJETIVOS; PREFIERO APRENDER Y DISFRUTAR’.

ENTREVISTAMOS A LA JOVEN BURGALESA PARA CONOCER EN DETALLE CÓMO ESTÁ ENFOCANDO EL AÑO QUE TANTOS CAMBIOS LE VA A TRAER EN EL PLANO DEPORTIVO

© CLUB CICLISTA BURGALÉS

Hay un refrán que dice ‘año nuevo, nueva vida’, significando algo así como que todo inicio trae consigo nuevas oportunidades. Bueno, no sabemos qué es lo que nos deparará exactamente este nuevo año, pero con que sea un pelín mejor que el pasado nos podríamos dar por satisfechos.

Haciendo referencia al refrán anteriormente mencionado, no sé si el 2021 será sinónimo de una nueva vida o de todo lo contrario, pero lo que sí estoy seguro es que el advenimiento del nuevo año traerá consigo nuevos aires para mucha gente que, en el caso que nos concierne, está ligada al mundo del deporte.

En este caso, nos referimos a la joven burgalesa Gadea Díez (2004, Burgos), una ciclista que el 2021 le va a traer muchos y diversos cambios. Además de dar el salto y embarcarse en una nueva categoría (sube a Juniors), también ha tomado la decisión de cambiar de aires y recalar en el conjunto vizcaíno Iurreta – Furesa, por lo que resulta evidente que nuevas aventuras no le van a faltar de ahora en adelante.

Si queréis conocerla más a fondo y conocer más cosas acerca de ella, ahora mismo disponéis de un gran momento para ello. ¡Adelante!

– Para aquellas personas que todavía no te conozcan muy bien, ¿cómo te describirías? ¿Quién es Gadea?

Gadea es una chica que, mayormente, se suele reír por todo, pero también es una chica que se asusta con mucha facilidad. Me gustan todo tipo de deportes y, además, como supongo que como cualquier persona de mi edad, me encanta salir de vez en cuando con las amigas.

– ¿Cómo fueron tus primeras pedaladas en el mundo del ciclismo?

Comencé en las categorías más bajas: principiante, alevín, etc., siempre en la escuela del Club Ciclista Burgalés. No nos preocupábamos tanto por el resultado, sino por lo que venía después de las carreras, ya que lo mejor del día era divertirse con las compañeras. Es cierto que, por aquel entonces, había pocas féminas, y quieras que no subir al pódium con esa edad siempre te hace ilusión.

– ¿Tuvo influencia tu familia a la hora de tomar la decisión de convertirte ciclista? ¿O fue una decisión completamente personal?

Mi hermano ha sido el causante de iniciarme en el ciclismo. Fue él quien se apuntó primero, y como solía acudir a las carreras a verle competir, me acabó gustándome muchísimo el ambiente familiar que había en el Club Ciclista Burgalés, por lo que tomé la decisión de apuntarme yo también.

– Si no estoy equivocado, eres de las ciclistas que más años llevabas en el Club Ciclista Burgalés, pues empezaste cuando solamente tenías 6 años. ¿Qué es lo que te ha aportado el club?

Creo que me ha aportado cosas que nunca pensé que iba a encontrar en un club de ciclismo: mis mejores amigos son de ahí, el ambiente ciclista es increíble, los entrenadores y compañeros siempre me han apoyado y ayudado, etc. El ambiente familiar es de las mejores cosas que tiene este club, y es por todo ello que esta época fue de las mejores que he vivido; no sólo por los resultados, sino por las amistades y experiencias vividas.

CON LA TXAPELA COMO CAMPEONA DE LA ‘AIARAKO ITZULIA’. © FEDERACIÓN ALAVESA DE CICLISMO

– En cuanto a la competición en sí, ¿qué tal te fue en tu 1. año en cadetes? ¿Qué tal se te hizo la adaptación a la nueva categoría?

Gané mi primera medalla en unos Campeonatos de España, concretamente en la modalidad de contrarreloj por equipos, y también me llevé la general de la Aiarako Bira disputada a principios de temporada. Aun y todo, y por encima de todo, fue un año de aprendizaje, pues pasé de correr en un pelotón de 10 personas a uno de 100. Como lo he comentado anteriormente, este ha sido mi mejor época encima de la bici; mis compañeros de equipo me hicieron disfrutar muchísimo.

Carrera a carrera fui adaptándome y aprendiendo a desenvolverme mejor en el pelotón; comparado con la carreras escolares, hubo bastantes cambios, como podrían ser la presencia de las motos y los coches de equipo en las carreras, etc.; todo era diferente.

– Ahora te preguntaré por cómo te fue la temporada pasada en el plano deportivo, pero quisiera saber qué tal pasaste el confinamiento.

Entrenar tanto tiempo en rodillo no se me hizo fácil, y lo cierto es que me costó aceptar que el 2020 iba a ser un año diferente a los otros: era una temporada que habíamos preparado muy bien y que habíamos puesto muchas ganas e ilusión, pero el ver cómo se iban suspendiendo todas las carreras me desanimó bastante.

– ¿Qué es lo que más te ayudó psicológicamente para poder pasarlo mejor?

Sin duda, mi familia y mi equipo: ambos realizaron varias actividades virtuales para que pudiésemos llevar lo mejor posible el confinamiento.

© A. CARRERA

– Relacionado con ello, ¿qué es lo que más echaste de menos durante esa época?

En mi caso, las compañeras del pelotón, pues habíamos creado un buen grupo con chicas de todos los rincones del país: Asturias, Cantabria, etc.

– En cuanto a la temporada en sí, ¿qué tal te fue en las pocas carreras que pudisteis competir? ¿Qué tal te encontraste?

No comenzamos a competir hasta la Vuelta a Cantabria, ya que las primeras carreras de la temporada las habíamos dejar pasar para ver cómo iban evolucionando la nueva situación. En la última etapa de esa carrera, donde la llegada era al sprint, me sorprendí a mí misma (he de decir que dicha especialidad no es la mía), y pude lograr entrar en el primer grupo y acabar rozando el top 10.

La siguiente que corrí fue una del Torneo Euskaldun, y las sensaciones fueron muy buenas, pues siempre rodé en el grupo cabecero. Nos dio mucha pena que no pudiéramos podido correr más carreras por la situación, ya que, como bien he indicado antes, era una temporada que la habíamos preparado con mucho mimo.

– En este 2021 has recalado en el equipo vizcaíno ‘Iurreta ´- Furesa’. ¿Cómo tomaste la decisión de unirte a este conjunto?

Una amiga y yo buscábamos un equipo que se nos acomodara a las dos en la categoría cadete y juniors. En nuestro caso, conocíamos a una compañera que ya se encontraba en ese equipo, y lo bien que nos habló de ellos hizo que, al final, nos decantásemos por este equipo. Además, el amplio calendario que tienen y el buen ambiente que ostentan también ayudaron muchísimo.

– Además del cambio de equipo, pasas a la categoría ‘Juniors’. ¿Cómo es para una chica de 16 años poder compaginar los estudios junto con los entrenamientos y la propia competición?

Supongo que hay tiempo para todo: muchas veces es necesario quitar tiempo de estar con los amigos para dedicarlo a estudiar, para que así pueda salir a entrenar.

– Hablando de entrenamientos, ¿el hecho de poder entrenar hace que te ‘descargues’ y, por tanto, puedas llevar mejor los estudios?

Muchas veces sí. Cuando los entrenamientos son leves, suelo ir acompañada, pero si tocan series, no hay quien descanse [risas].

© GADEA DÍEZ

– Tomando como referencia tu trayectoria en conjunto, ¿cuál crees que ha sido el mayor logro que has conseguido?

Fuera de la competición, diría que con 16 años siga pensando más en la bici que en otras cosas. Además, el hecho de ganar el Campeonato de Castilla y León me hizo mucha mucha ilusión.

– ¿Qué es lo mejor que te ha ‘dado’ este deporte?

La suerte que he tenido en poder conocer a tanta gente, pues mis mejores amigos son precisamente del ambiente ciclista.

– Cambiando totalmente de tercio, ¿cómo es Gadea en su vida personal y cotidiana?

Es una chica que intenta ser bastante responsable y ordenada con sus cosas. Además, admito que soy un poco vaga, y aunque haya muchos días en los que no me apetezca salir a entrenar, al final acabo haciéndolo.

– ¿Hay algo que te haya proporcionado este deporte y que te ha ayudado en tu vida personal?

Supongo que a no rendirte y a luchar por lo que quieres, puesto que aunque tardes mucho tiempo en conseguirlo, todo acaba llegando a su debido tiempo si te esfuerzas.

– Antes te he preguntado sobre cuál sería tu sueño ciclista. En este caso, ¿hay alguno personal?

Es un poco parecido al ciclista: ir año tras año. Ahora que pienso, querría entrar en la carrera universitaria que quiero realizar y, por tanto, acabar haciendo un trabajo que realmente me guste y me motive.

© GADEA DÍEZ

– ¿Tienes algún ‘tic’ durante los días de carrera?

Uf… tengo muchos. Por ejemplo, un amigo me ‘pegó’ el ‘tic’ de colocarme el casco recto. Además de ello, y sabiendo que está mal, siempre suelo llevar las gafas por dentro de la cinta. También soy de las ciclistas que suele llevar calcetines altos, y un poco antes de las salidas me ajusto un poco las zapatillas.

– ¿Podrías contarnos alguna anécdota graciosa?

Cualquier anécdota en las concentraciones del Club Ciclista Burgalés son las mejores, pues son los cuatro días que siempre estamos deseoso que lleguen: pasar tiempo con los compañeros, hacer diversas actividades y veladas nocturnas, sufrir entrenando en compañía, etc. ¡Es lo mejor!

– Ya para acabar, ¿qué objetivos te pondrías a ti misma, bien en el ámbito deportivo, bien en lo personal?

Lo dicho: ir mejorando poco a poco en cada salto de categoría que haya, y ver cómo me voy desenvolviendo en el pelotón. No me marco objetivos; prefiero aprender y disfrutar.

______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hasta aquí la entrevista del día de hoy… ¡Espero que haya sido de vuestro agrado y que hayáis podido conocerla más a fondo!

*** P.D.: LA ENTREVISTA FUE REALIZADA EN CASTELLANO MEDIANTE EL USO DEL CORREO ELECTRÓNICO. ***

Etiquetas: Gadea Díez Iurreta - Furesa
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

¿Me ayudas a darle visibilidad a este artículo compartiéndolo en tus redes sociales? ¡Mil gracias!