SARA MARTÍN: ‘SOPELA ES EL EQUIPO IDÓNEO PARA COMPAGINAR LOS ESTUDIOS Y LA COMPETICIÓN; NOS OFRECEN MUCHA FLEXIBILIDAD.’

TODAVÍA INMERSA EN ESTA SITUACIÓN QUE LE IMPIDE COMPETIR, LA PROMETEDORA CICLISTA ARANDINA NOS ‘ABRE SUS PUERTAS’ PARA CONTARNOS DIVERSOS DETALLES DE SU TRAYECTORIA.

© SOPELA WOMEN’S TEAM

No corren buenos tiempos para las personas que, además de sus estudios, se dedican a entrenar y a competir a lo largo de todo el año. Es el caso de la joven prometedora ciclista arandina Sara Martín (Aranda de Duero, 1999).

Hasta que llegue el día que se reanude la competición, no le queda otra opción que ser paciente mientras compagina sus estudios con los entrenamientos. Aunque todavía sea muy joven, en las respuestas que ha ido dando a lo largo de la entrevista se puede vislumbrar que es una persona con la cabeza muy bien amueblada y que tiene muy bien estructurado su futuro.

– Para quien no te conozca bien… ¿cómo te describirías? ¿Quién es Sara?

Sara es una ciclista SUB23 del equipo ‘Sopela Women’s Team‘ y estudiante de Química. Tanto en el deporte como en la vida cotidiana me considero trabajadora, contante y cabezota, y lucho por lo que quiero. Además, soy bastante perfeccionista.

 – ¿Cómo fueron tus inicios en el ciclismo?

A los 12 años empecé en el atletismo, y también salía con mi padre a dar algún paseo en bici, sobre todo en verano. Lo cierto es que esto me gustaba, pero él, que siempre había practicado el ciclismo, sabía que era un deporte muy duro y no quería que me metiese en ello (o al menos tan pronto).

Así pues, y aprovechando que practicaba atletismo, le convencí para hacer alguna carrera de duatlón (es así como fue rodando todo). Pero al final llega un momento en que tienes que hacer una elección, ya que dedicarse a ambos requiere mucho tiempo. El ciclismo, además de gustarme, veía que no se me daba mal (lo compaginaba entrenando a la vez con los otros dos deportes -natación y atletismo-), así que finalmente decidí continuar con el ciclismo… y así llevo ya 4 años.

– ¿Tu familia tuvo algo que ver en que te convirtieras en ciclista? ¿O fue una decisión totalmente tuya?

Sí y no. En casa siempre lo he tenido presente, pero tal y como he mencionado antes, mi padre no quería que me metiese en el mundillo tan pronto, ya que sabía que era un deporte muy duro. Solía salir con él en bici por ocio -como puede salir cualquiera-, y lo cierto es que me gustaba mucho.

Por lo tanto, más bien diría que el hecho de haberme convertido en ciclista ha sido fruto de los distintos caminos que, poco a poco, he ido tomando. Desde que me convertí en ello, mi padre siempre me ha apoyado y aconsejado, pero sin ninguna presión, ni obligación, ni prisa.

© SOPELA WOMEN’S TEAM

– Fijándonos un poco en el año pasado, y tras el gran final de temporada que realizaste, supongo que estarías con mucha ilusión de cara a esta temporada. ¿Cómo estás llevando psicológicamente esta situación de no poder competir?

Lo estoy llevando bastante bien, puesto que venía bien preparada en ese aspecto por el curso universitario; estoy algo habituada, y sé centrarme en lo que toca en cada momento.

Además, la incertidumbre de no saber a ciencia cierta cuándo se va a relanzar la competición, no ayuda mucho a motivarse… ¿Cómo llevas los entrenamientos?

Te diría que tampoco es que me esté suponiendo gran dificultad; la Universidad no me da tiempo a pensar en objetivos cercanos durante el curso, así que simplemente trabajo día a día para poder llegar a verano y, una vez llegados, entonces sí plantearme objetivos y una planificación de entrenamientos diferente.

– Supongo que estaréis en continuo contacto con el equipo. ¿Qué indicaciones os están dando sobre los entrenamientos, la motivación, etc. ?

Cada semana solemos hacer videollamadas para charlar un rato sobre diferentes aspectos. Además, también hemos hecho algún que otro reto, y sinceramente creo que realizar este tipo de cosas es esencial para formar una buena piña.

© SOPELA WOMEN’S TEAM

– Prosiguiendo con el tema de los entrenamientos, ¿tienes alguna ruta concreta que te gusta realizar para prepararte de cara a la competición?

Mi ruta preferida, y tal y como se la presenté a Joseba Beloki en un reportaje que me hizo para la revista Bicisport, es una que tiene un terreno muy variado y donde transcurro por otras dos provincias: Segovia y Soria (aquí son fronterizas con Burgos).

Como puntos clave tiene “Valdevacas“, una subida de unos 4 km hasta este pueblo; después de ello están Moral de Hornuez, Maderuelo, Pantano de Linares, Castillejo de Robledo, etc. Son pueblos con mucho encanto, y hay terrenos de todo tipo para disfrutar muchísimo. 

– ¿A la hora de entrenar, te ejercitas sola? ¿En grupeta?

A veces suelo salir sola, más bien por tiempo y organización. En Valladolid, donde estudio, los fines de semana tengo una grupeta bastante numerosa que le da caña (en Aranda de Duero también tengo otra). En cambio, cuando estoy en casa, a veces salgo con mi padre, mi hermano, con algún SUB23 de la zona, etc.

– Retomando de nuevo el hilo de la temporada pasada, me he percatado que realizaste un gran ‘rush’ final, alzándote con la victoria en las pruebas de Berriatua y Larrabasterra (Torneo Euskaldun), y otra en Villasana de Mena (Copa de España). ¿Qué balance haces del pasado 2019?

Muy satisfecha, ya que en verano suelo alcanzar mi mejor forma. En general, no creo que fuese una mala temporada, aunque tampoco la mejor; está claro que siempre hay mucho por mejorar (en ese aspecto soy exigente).

VICTORIA EN LARRABASTERRA. // © SOPELA WOMEN’S TEAM

– Además, obtuviste la medalla de plata en la CRI de los Campeonatos nacionales, por detrás de tu ex-compañera de equipo Yurani Blanco. ¿Qué nos puedes contar de aquel día?

Estoy satisfecha de cómo lo hice aquel día; las sensaciones que tuve en la crono fueron muy buenas, y llegué a meta habiéndolo dado todo. A los campeonatos no suelo llegar siempre en buena forma, ya que suelen disputarse en el mes de Junio (para mí pronto). Aún así, siempre intento llegar, dentro de las posibilidades, lo mejor que puedo.

– Si no estoy equivocado, las antes mencionadas victorias las conseguiste una vez que acabaste el curso escolar. ¿El hecho de poder conseguir todas estas victorias una vez que ya puedes dedicarte plenamente a entrenar es sinónimo de que tienes un gran motor y futuro?

Algo ya he ido mencionando antes, pero cuando acabo el curso académico, tanto física como psicológicamente es un  alivio: puedo descansar, cuidarme mejor, estar liberada de otras preocupaciones y quehaceres, etc., pero sobre todo tengo tiempo para entrenar y disfrutar más de la bici (creo que todo eso suma).

Aunque lo del motor… creo que no es algo que se pueda saber ahora; todo lleva su tiempo. Si en un futuro puedo centrarme más en el ciclismo, será entonces cuando pueda comprobar y demostrar si lo hay o no.

2ª EN LA CRI (CTOS. NACIONALES) // © RFEC

– Echando la mirada hacia el pasado, me he percatado que desde que saliste del club de tu pueblo (Club Ciclista Arandino), ya desde juveniles siempre has corriendo en el club que militas actualmente. ¿Qué ambiente tenéis dentro del equipo? ¿Os permiten compaginar mejor vuestros estudios con la competición?

Eso es. Desde juniors, siempre he estado en esta estructura, y este ya es mi quinto año. En el equipo no puedo estar más a gusto: el trato es muy bueno, y el ambiente de tanto del grupo de ciclistas como del ‘staff’ es inmejorable. Disfrutamos y aprendemos a partes iguales de todas las experiencias, tanto buenas como malas; es la base del equipo.

Como bien dices, es el equipo idóneo para compaginar los estudios y la competición; nos dan flexibilidad de calendario respecto al curso académico, y eso para nosotras es muy importante. Aunque claro, obviamente, también requiere compromiso por nuestra parte…

– Querría preguntarte sobre la disciplina de la CRI. ¿Cómo te preparas mentalmente donde hay que lidiar con momentos de mucho sufrimiento? ¿Tienes algún ‘truquillo’ para sobrellevarlo mejor?

No me obsesiono en centrarme en algo en concreto, pero sí que busco mi espacio y, por ello, es probable que quizás hable menos (no me suelo quitar el circuito de la cabeza antes de la prueba). Aun así, también me gusta tener ratos de despeje para poder relajarme. que me hagan reír, motivarme, etc.

¿Qué diferencias palpables observas entre las distintas categorías en cuanto a la forma de correr?

VICTORIA EN MUNIADONA. // © RFEC

Al ser carreras cortas, en cadetes no existe la colaboración en equipo, y para mi gusto hay poca ambición por parte de las corredoras, ya que casi siempre quieren llegar al sprint. En juniors. en cambio, la colaboración se hace más palpable, aunque al competir junto con las élite, no pueden desarrollar su propia carrera sin ser influenciadas.

El paso a élites es otro mundo: formas parte de un equipo más adelantado, y a veces te toca una tarea u otra dependiendo de la carrera. Está claro que el compromiso del rendimiento y el trabajo con las compañeras es vital, y por tanto, el paso a esta categoría empieza a ser algo más serio. 

– Dejando a un lado el mundo del ciclismo… ¿cómo es Sara en su vida cotidiana?

Perfeccionista y ocupada. Me gusta que todo siempre salga lo mejor posible, y es por ello que quizás me esmere demasiado en todo lo que hago. Y lo de ocupada lo comentaba porque siempre me falta tiempo para todo lo que quiero o debo hacer. A parte de ello, también me considero una persona muy alegre, y nunca dejo la sonrisa en casa (creo que es muy esencial comenzar positivamente el día). 

VICTORIA EN BERRIATUA. // © SOPELA WOMEN’S TEAM

¿Hay algo que te haya enseñado el ciclismo y que te haya ayudado en tu vida personal?

Pues sí que hay varias cosas. La primera es que si luchas, lo conseguirás; cada uno tiene su momento, y llegará antes o después.

La segunda es que no hay que dar nada por perdido y que hay que luchar hasta el final, porque cuando menos te lo esperas, se le suele dar la vuelta a la tortilla. Y para acabar, también que la carretera (en este caso la vida) siempre acaba poniendo a cada uno en su lugar.

Hay un montón de valores que adquieres… pero eso sí, todos siempre con su respectivo esfuerzo personal. 

– Supongo que el ser ciclista habrá hecho privarte de realizar muchas de las cosas que te hubiera gustado hacerlas. Aun así, ¿crees que ha merecido la pena haberte convertido en ciclista?

Al final, es otro camino que escoges, y aunque no sabes si va a ser duradero o no, si tienes una oportunidad hay que aprovecharla. Lo demás está ahí, y también se puede disfrutar de ello (creo que hay tiempo para todo).

Es cierto que a veces lo echo de menos, ya que me gustaría descansar algo más, salir, estar o irme de vacaciones con mis amigos, etc. A pesar de ello, el deporte también es otro modo de vida, ya que te da la oportunidad de hacer nuevas amistades, te aporta bonitos momentos y, además, te enriquece de distintas maneras. 

– Fuera de tu familia y/o personas queridas… ¿tienes algún/alguna referente? ¿Por qué?

En el ámbito deportivo podría haber muchos, por todo lo que representan o los valores que demuestran. Pero si hay alguien en que referenciarse, lo haría en los deportistas paralímpicos; el mero hecho de tener esa constancia, lucha y, sobre todo, esa ambición, es algo que admiro muchísimo.

¿Tienes algún hobby?

La verdad es que no, pero durante este tiempo hemos ido desarrollando más lo que son las imágenes y vídeos para sus posteriores comparticiones. 

© SOPELA WOMEN’S TEAM

¿Tienes algún ‘tic’ antes de las carreras, después, etc?

Antes de salir, y aunque ya me las hayan mirado y ajustado, siempre compruebo bien que las ruedas van correctamente, que no frenan y van bien de aire; es algo inevitable, y mi director siempre se ríe y me vacila cuando lo hago [risas].

También tengo otro, pero este es un ritual modo supersticioso que siempre hago antes de las carreras, y es por eso que no te pueda decirlo (lo sigo realizándolo desde que hace unos 4 años lo empecé a hacer en unas cuantas carreras y tuve una buena racha).

¿Tienes alguna anécdota graciosa que nos podrías contar?

Más bien anécdota, porque graciosa no mucho… [risas]

Siendo todavía junior, íbamos en verano a una carrera junto con Eider Merino y Ángel (nuestro auxiliar). El coche en el que íbamos empezó a arder, y rápidamente empezamos a sacar todos los equipajes. Resulta que mi bici iba atada con bridas a la baca del coche, y comenzamos a intentar cortarlas… fue un momento de mucha tensión, y lo pasé realmente mal.

Tras ello, nos vino a recoger la madre de otra compañera, y al parar en una gasolinera, reventó la rueda del coche. Para colmo, cuando ya estábamos de vuelta a casa – y ya de noche-, a la furgoneta del equipo también se le averió una rueda, por lo que nuestras familias tuvieron que ir a buscarnos.

Vamos, un fin de semana completito… Llegamos a casa de madrugada, muy tarde, en plena época de exámenes…. Ahora la cuento como una anécdota, pero en su día fue terrible.

– Ya para acabar, y sabiendo que todavía eres muy joven, ¿qué consejo les darías a las personas que están empezando o están dudando en empezar en el ciclismo?

Aunque sea un deporte duro (lo irán comprobando), también es de los más bonitos, ya que estás en contacto con la naturaleza y te aporta muchos valores, tales como el compañerismo, las nuevas amistades que haces, etc.

Además, querría decirles que disfruten de cada cosa que hacen, ya que es en esos momentos donde realmente uno le saca el mayor rendimiento a todo. Y si verdaderamente les gusta o descubren que quieren seguir en ello en un futuro… ¡adelante! Pero eso sí: paso a paso, con buena letra y sin presionarse.

______________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________________________________

Hasta aquí la entrevista del día de hoy… ¡Espero que haya sido de vuestro agrado y os haya gustado tanto como a mí! Dentro de poco publicaré otra entrevista que he realizado hace poco… ¡Hasta muy pronto!

*** P.D.: LA ENTREVISTA FUE REALIZADA EN CASTELLANO MEDIANTE EL USO DEL CORREO ELECTRÓNICO. ***

Etiquetas: Sara Martín Sopela Women's Team
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

¿Me ayudas a darle visibilidad a este artículo compartiéndolo en tus redes sociales? ¡Mil gracias!