SANDRA GUTIÉRREZ: ‘EN PRINCIPIO, APRENDER. Y AUNQUE HAYA JUNIORS DE 2º AÑO MUY A TENER EN CUENTA, DARÉ TODA LA GUERRA POSIBLE.’

LA JOVEN CICLISTA RAPOSIEGA NOS CUENTA CÓMO ESTÁ SOBRELLEVANDO ESTA SITUACIÓN EXCEPCIONAL DONDE, EN ESTE AÑO 2020, SE LE AVECINABAN CAMBIOS IMPORTANTES EN SU VIDA CICLISTA.

¿Cómo se sentiría una persona cuando está a punto de embarcarse en algo que es totalmente nuevo para ella? ¿Y qué más podría sentir cuando, por culpa de factores externos a ella, no puede sumergirse y/o iniciarse en ello?

En esa tesitura se encuentra la joven prometedora ciclista raposiega Sandra Gutiérrez (Reocín, 2003) que, en vista de la situación actual donde no le queda otra opción que ser paciente, nos cuenta, entre otras muchas cuestiones, cómo ha sobrellevado esta situación y cómo afronta el futuro.

La afirmación que se puede leer en el titular (tras haber sido preguntada qué espera de cara a su 1. año de juniors), se puede apreciar que, más allá de su potencial físico, hablamos de una ciclista que no sólo no tiene una gran ambición, sino que también tiene muchas ganas de seguir aprendiendo y mejorando.

¿Queréis conocerla más a fondo? Tengo una bonita noticia para vosotros: en este momento, disponéis de una bonita oportunidad para ello. ¡Espero que os guste!

– Para quién no te conozca… ¿Quién es Sandra? ¿Cómo te describirías?

Pues nada… Sandra es una chica de 17 años que vive en Cantabria y es estudiante de 1º de Bachillerato.

– ¿Cómo fueron tus inicios en el ciclismo?

Me inicié, más que nada, diciendo algo como: ‘voy a pasar la tarde’. Mi primera carrera fue en MTB hace ya 9 años, pero lo fue con bici muy mona (dejémoslo ahí -con cestita incluida-); no había que perder el estilo [risas].

Puesto que me gustó, me apunte a un club, y de ahí salió mi vena competitiva. Acto seguido, pedí una bicicleta más PRO [risas]. A los 13 años, me pasé a la modalidad de carretera.

– ¿Tu familia tuvo algo que ver en que te hayas convertido en ciclista? ¿O fue una decisión completamente personal?

Sin duda, mi familia tuvo mucho que ver. Mi padre fue ciclista, y, por lo tanto, siempre he estado viendo bicicletas, además de haber seguido este mundo desde pequeñita. Así pues, lo probé, me gustó y… aquí estoy.

© SANDRA GUTIÉRREZ

– Este año has subido a la categoría ‘Junior’, y supongo que estarías muy ilusionada para descubrir y competir en esta nueva categoría, pero la situación que nos ha tocado vivir te ha privado de ello. ¿Cómo has llevado esta situación psicológicamente?

Pues mira, no te voy a engañar: quedaría bonito decirte que todo ha ido genial, que lo primero es la salud y todas esas cosas… pero no. Me ha costado muchísimo adaptarme a esta situación; nos pilló justo a dos días de empezar la temporada, y en ese momento tienes todo encuadrado en tu cabeza, y de repente se descoloca.

A pesar de ello, y según pasan los días, vas asimilándolo y adaptándote a la nueva situación, tanto deportiva como académicamente.

– ¿Cómo llevas los entrenamientos? Imagino que, al no saber a ciencia cierta cuándo se va a relanzar la competición, no ayuda a motivarse…

Cierto es que la mayor motivación son las carreras y tener en mente una fecha, pero ahora hay que motivarse pensando que puede ser en cualquier momento. En cuanto a los entrenamientos, estoy haciendo muuucho rodillo -lo odio-, aunque también hemos de ser conscientes que vamos a perder forma.

– Supongo que estaréis en continuo contacto con el equipo. ¿Qué indicaciones os dan sobre los entrenamientos, la motivación, etc.?

Tampoco es muy necesario; todas (o la mayoría) tenemos nuestro propio entrenador, que al final es con el que sí tienes contacto. Personalmente, sí que hablo de vez en cuando con el director, y anímicamente sí que me anima bastante hablar sobre la vuelta de las carreras.

© SANDRA GUTIÉRREZ

– Imagina por un momento que hemos vuelto a la normalidad y que puedes entrenar al aire libre. ¿Qué ruta te gustaría realizar para prepararte de cara a las carreras?

Bufff, tengo muchísimas… Cantabria da para mucho, y depende de lo que me apetezca hacer cada día. Algunas veces tiro hacia la zona de montaña o la playa; hay días en que sólo con verla me relaja. Me encanta la playa…

– ¿Tienes algún puerto favorito dentro de las rutas que realizas? ¿A la hora de entrenar, te entrenas en grupeta? ¿De forma individual?

Sí, por supuesto que la tengo. Sin duda ninguna, adoro la Braguía; es un puerto que me encanta. En cuanto a entrenar, lo cierto es que nunca voy en grupeta -soy más de ir sola-. Para mí, el entrenamiento es entrenamiento sin distracciones. 

– Mirando un poco al pasado, en tu 2º año de cadetes conseguiste un 5º puesto en la prueba de fondo y la medalla de bronce en la CRI, ambos en los Campeonatos Nacionales. ¿Qué balance haces de tu 2º año en cadetes?

Sí, exacto; el año pasado fue increíble. El primer año de cadetes suele ser un poco de adaptación, aprender cosas de la nueva categoría… Pero eso sí, siempre con aspiración a hacerlo bien y fijándote en las mejores. Por suerte, tenía unas cadetes de 2º año que daban guerra [risas].

© SANDRA GUTIÉRREZ

– En cuanto al año pasado, podemos decir que ‘explotaste’ como ciclista: conseguiste ganar la Copa de España (+ 1 prueba), el Torneo Euskaldun (+7 victorias), y además conseguiste la medalla de bronce en los Campeonatos Nacionales. ¿Qué nos puedes contar del año pasado?

Como dije antes, fue un año para no olvidar: me había preparado bien, y estuve muy motivada durante toda la temporada, aunque creo que la prueba de la Copa de España que se disputó en Sevilla fue un antes y un después para mí. Esa carrera me marcó muchísimo a nivel mental; fue uno de esos momentos en que te das cuenta de que no tienes límites. Pero como he dicho antes, la temporada pasada disfruté muchísimo.

– ¿Cuál crees que fue, a parte del aspecto netamente físico, la clave para cosechar tantos éxitos? ¿El saber correr, posicionarte bien, saber cuándo moverte y cuando no, etc.?

Creo que es un conjunto de todo: el ciclismo no son sólo piernas, porque también hay que tener la mente fría. La verdad es que fácil, fácil… no me lo pusieron, ya que siempre estaba vigilada desde el km 1. Aún así, es ahí donde hay que ‘jugar’ buscando el momento adecuado.

© SANDRA GUTIÉRREZ

– Centrándonos en este año, y si se relanza la competición, ¿qué objetivos te pones a ti misma de cara al estreno en la categoría?

En principio, aprender: los kilómetros prácticamente se doblan, y hay unas juniors de 2º año que hay que tener muy en cuenta. Aún así, daré toda la guerra que pueda, sin duda.

¿Objetivos? Estar entre las 5 primeras en la Copa de España sería muy favorable de cara al próximo año.

– ¿Cómo crees que será este cambio de categoría para ti? ¿Hay alguien que te haya dado algún consejo de cara a tu futuro?

Espero que me sea favorable, pero hasta que no esté en carrera nunca se sabe. ¿Ganas? Bfff… ¡muchísimas!

En cuanto a los consejos… sí claro, todo el mundo opina [risas]. La verdad es que algunos ayudan mucho; siempre tienes que escuchar a quien haya vivido este mundo antes que tú. Pero eso sí, luego ya decido yo con lo que me quedo [risas].

© SANDRA GUTIÉRREZ

– ¿Cuáles crees que son los puntos fuertes que te caracterizan como ciclista?

Me considero escaladora: me encuentro muy a gusto en ese terreno. Aún así, intento defenderme en todos los escenarios, claro está. El año pasado, por ejemplo, me fue muy bien en las CRI; es una especialidad que nunca lo había practicado antes, por lo que fue una sorpresa para mí.

– ¿Cómo trabajas la mente para afrontar los momentos de enorme sufrimiento? ¿Tienes algún ‘truquillo’?

Truco, truco… la verdad es que no. La clave es desconectar y sufrir; ese sufrimiento sabes que será temporal y te podrá llevar a una gran alegría. Algunas veces pienso en alguien o algo especial para mí, pero hay incluso algunas veces donde me pongo a cantar mentalmente. Dirás que estoy loca, pero hace que te olvides del esfuerzo [risas].

© SANDRA GUTIÉRREZ

– Dejando a un lado el mundo del ciclismo… ¿cómo es Sandra en su vida cotidiana?

Me considero una persona muy tranquila, alegre, reservada, … Al fin y al cabo, mi día a día es estudiar y entrenar, pero lo llevo bien. Además, me encanta viajar y conocer nuevos sitios. El ciclismo en esto ayuda mucho, y además si hay playa mucho mejor [risas].

– ¿Hay algo que el ciclismo te haya enseñado y que te ayuda en tu vida personal?

Sí, por supuesto: aprendes a esforzarte, luchar por lo que quieres, organizarte, etc. Y aunque parezca mentira, los días que estoy agobiada por exámenes o cosas así, lo que mas me relaja es entrenar.

© SANDRA GUTIÉRREZ

– Imagino que ser ciclista ha hecho privarte de muchas cosas que te hubiera gustado realizar. ¿Aun así, crees que ha merecido la pena convertirte en ciclista?

Sin duda alguna: es otro modo de vida, y tal y como dices, sí que hay limitaciones, pero a mí personalmente no me afecta el no salir de fiesta. En vez de ello, hago otro tipo de cosas, como por ejemplo pasear, ir al cine, etc. No echo en falta nada, y tal y como estoy, soy muy feliz.

– ¿Cuál crees que ha sido el mejor consejo que te han dado?

Pues… en los 9 años que llevo supongo que me habrán dado muchos, pero tengo una frase que no olvido y que me ayuda bastante. En resumen, viene a decir algo como que ‘la última pedalada siempre después de la línea de meta’… ¡Y es cierto!

– ¿Tienes algún hobby más allá del mundo del ciclismo?

Hobby como tal… no lo tengo; tampoco es que tenga mucho tiempo libre, la verdad. Me gusta jugar con mis hermanas, ya que ellas están a gusto con esta situación y volviéndome loca a mí.

– ¿Tienes algún ‘tic’ antes y/o durante las carreras?

No que yo sea consciente, pero manías tengo para dar y regalar [risas]. Por ponerte un ejemplo, la trenza siempre la llevo en el lado izquierdo.

© SANDRA GUTIÉRREZ

– Para acabar… ¿podrías contarnos alguna divertida anécdota graciosa ?

Bueno, graciosa, graciosa… Me río pero, … [risas].

El año pasado, cuando volvíamos de una prueba de la Copa de España que se disputó en Almería, teníamos todas las mochilas en la furgoneta del equipo. Cuando fuimos a por ellas, para ya volver a casa, resulta que una compañera y yo nos las cambiamos sin querer (no sé quién sería la culpable…)

La cuestión es que no nos dimos cuenta de ello hasta que llegamos a Madrid, pero claro… Íbamos en distintos coches, a distintos destinos y estábamos a casi 2 horas de distancia entre nosotras.

A día de hoy nos seguimos riendo, pero la bronca no fue tan graciosa [risas].

______________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________________________________

-Es

Hasta aquí la entrevista de hoy. Espero que haya sido de vuestro agrado y que hayáis podido conocerla más a fondo.

Antes de acabar, querría daros un consejo: quedaos con su nombre y guardadlo bien en vuestra mente: ¡estoy seguro de que el futuro le deparará muchos éxitos! ¡Mucha suerte Sandra!

*** P.D.: LA ENTREVISTA FUE REALIZADA EN CASTELLANO MEDIANTE EL USO DEL CORREO ELECTRÓNICO. ***

Etiquetas: BioRacer - Metallo Sandra Gutiérrez
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

¿Me ayudas a darle visibilidad a este artículo compartiéndolo en tus redes sociales? ¡Mil gracias!