SANDRA ALONSO: ‘ADEMÁS DE MEJORAR E IR MÁS ADELANTE CADA AÑO, SEGUIR SUMANDO UN POCO MÁS.’

ENTREVISTAMOS A LA CICLISTA TORREJONENSE PARA SABER CÓMO HA SOBRELLEVADO PERSONALMENTE ESTA TEMPORADA TAN ATÍPICA

La temporada 2020 ha sido una de esas que, por diferentes razones, no la olvidaremos con facilidad: la contracción que han sufrido varios Torneos/Copas a causa de las cancelaciones de diversas pruebas, las medidas sanitarias que, lógicamente, han tenido que ser implementadas, etc. Como es de suponer, y por diversas razones, las ciclistas estaban con muchas ganas de comenzar la temporada: vivir de nuevo el ambiente que se respira en las carreras, volver a estar con la gente que, fuera de la competición, rara vez suelen ver, estrenar nuevos colores, etc.

En esa última ‘tesitura’ se encontraba la entrevistada que os traigo en el día de hoy, la valenciana Sandra Alonso (Cronos – Casa Dorada). A lo largo de la entrevista lo podréis apreciar, pero quería saber de primera mano cómo ha sobrellevado física y mentalmente diversos aspectos que hemos sufrido a lo largo de este año, y la verdad es que me han resultado muy interesantes sus respuestas. ¿Queréis saber lo que ha ido comentando? ¡Adelante!

– Empezaré formulando la ya típica pregunta que suele abrir las entrevistas. ¿Cómo te describirías como persona? ¿Quién es Sandra?

Pues… no sé [risas]. Diría que soy una persona muy tranquila, sí.

– ¿Qué es lo que te hizo convertirte en ciclista? ¿Era una decisión que lo tenías tomado desde pequeña?

No, no, ni una ni la otra [risas]. Empecé por pura casualidad en el ciclismo: de pequeña practicaba gimnasia rítmica, y estuve 3 años allí. Como veía que no me gustaba, decidí cambiar de deporte. Por probar, empecé con la bici, básicamente porque solía ver a los niños de la escuela de bici de mi pueblo andando en bicicleta y, como me parecía divertido, empecé en ello. Al principio, y como todos, me lo tomé como un juego para divertirme con mis amigos, yendo paso a paso, etc., y hasta ahora.

© SANDRA ALONSO

– ¿Qué recuerdos tienes de tus primeras carreras de la etapa escolar?

Pues la verdad que muy buenas. A parte de la carrera meramente deportiva, disfrutábamos mucho del día de la carrera, puesto que como todas las categorías se corren una por una, íbamos allí y disfrutábamos muchísimo: estábamos con amigos, cada fin de semana íbamos a correr a distintos lugares, etc.

– Ahora que hablamos de la etapa escolar, me he informado que, desde que estabas en esta categoría hasta el día de hoy, hiciste muy buenas migas con una amiga tuya que la consideras casi como una hermana (Melisa Gómiz).

Es todo para mí [risas]. Es una persona que siempre está allí y, como bien dices, es como una hermana; además, no lo es sólo en tema bici: nos tenemos la una a la otra en cualquier momento, etc.

– Después de la etapa escolar, pasas a la categoría cadete. ¿Fue un salto importante pasar de escolares a cadetes?

Al momento asustaba un poco porque, a diferencia de hoy en día, no había ni la cuantía de carreras como las que hay ahora ni las estructuras de equipos femeninos. Por aquel tiempo, estaba en un equipo de chicos que tenía su estructura de féminas, y éramos como unas 5-6 chicas. No competíamos entre nosotras, sino que lo hacíamos con los chicos, y mi idea era aguantar lo máximo posible. De hecho, la única vez que competíamos exclusivamente entre nosotras eran en los Campeonatos Nacionales, pero fuera de ello poco más.

– ¿Cómo os organizabais, logísticamente hablando, para acudir a las carreras?

Lo cierto es que no viajábamos, ya que, en mi etapa de cadetes, no ‘subía’ a competir en carreras del Torneo Euskaldun, etc.; solíamos desplazarnos a las carreras de la Comunidad Valenciana, de Murcia -porque nos pillaba cerca-, y alguna que otra en Albacete (hacíamos el calendario que hacían los chicos).

© ERIZ FRAILE

– He visto que, desde la etapa de cadetes, compaginas la carretera con la pista.

Sí, así es. Al fin y al cabo, creo que todas las cadetes hemos pasado por esto; hay algunas a las que le gustan más y se les da bien, y a otras que no les gusta y no se les da tan bien. En mi caso, y ya desde cadetes, entré en la Selección de la Comunidad Valenciana, y tuve la suerte de tener un entrenador que me, además de saber llevarme muy bien, supo hacerme saber lo que se me daba mejor. Por ejemplo, en la prueba de Persecución, desde mi 1. año de cadetes he hecho siempre medalla, y cada año voy puliendo ciertos detalles para poder conseguir el objetivo de ganarla.

– He estado investigando un poco sobre el tema, y corrígeme si me equivoco, he visto que en el año 2014, te convertiste en campeona de España en Persecución y Scratch.

Sí, y en Velocidad por equipos también. Me acuerdo que, justo ese día, era mi cumpleaños, y estaba super contenta. Lo cierto es que la pista es totalmente diferente a la carretera, y como en la pista hay una gran diversidad de pruebas resulta muy divertido, y me ayuda para salir un poco de la monotonía.

Además, en la Selección Valenciana siempre ha habido un muy buen ambiente entre corredoras, staff y directivos, y nos llevábamos muy bien; el acudir a las carreras era como ir con los amigos y si, además, lográbamos buenos resultados, era aún mejor.

– ¿Hay alguna de ellas que te ‘tira’ más?

Diría que la carretera; al final, es la modalidad en la que más me he centrado, y en las ocasiones en las que he tenido que hacer la elección de a qué concentración acudir, siempre me he decantado por la de carretera. Pero eso sí, si tengo la oportunidad de compaginarlas lo haré, porque me gusta realmente mucho.

© ELPELOTON.NET

– A continuación, pasaste a Juniors de la mano del equipo vizcaíno ‘CAF Turnkey & Engineering’.

Justo en ese año dejé el equipo de chicos en el que estaba y me pasé a uno completamente de chicas, y lo cierto es que fue un año muy diferente. Además, el equipo era vasco y, por lo tanto, tenía la oportunidad de competir en pruebas del Torneo Euskaldun, las de la Copa de España Féminas Cofidis, etc.

De hecho, y como en el Torneo Euskaldun solía haber mucha carreras a lo largo del año, lo pasaba realmente bien viajando al País Vasco los fines de semana.

– Dentro de las dificultades que te encontraste en este salto de categoría, ¿cuál dirías que fue?

Pues un poco de todo: al estar compitiendo junto a las Sub23-Elite, la que más aguantaba era la que ganaba, y ese era nuestro objetivo, el aguantar. Luego, lógicamente, el ritmo también era mayor, y el terreno que había en Euskadi era de sube y baja, y esto es lo que era bastante complicado.

– En tu 1. año de Juniors acabaste 3ª en la ‘Copa de España Féminas Cofidis’, y el siguiente año ya la pudiste ganar. ¿En qué sentías que te habías mejorado?

Del 2º año de juniors en adelante, empecé a trabajar con un preparador físico; antes de eso, mi padre era el que me entrenaba y me machacaba [risas], pero luego ya, con el preparador, puede organizarme y hacer las cosas mejor organizadas: cuándo y cómo entrenar, cuándo darle descanso al cuerpo, etc. Antes de ello no es que me me fuese mal, pero puede que me faltara ese toque de organización.

Si te soy sincera, mi 2º año de juniors creo que fue mi mejor año de todos; gané creo que como 13 carreras en total -casi todas las de Copa de España Féminas Cofidis, y veía que había dado un gran salto.

– Estos resultados te ayudaron para disputar el Mundial. ¿Qué significó para ti, emocionalmente, disputar una prueba internacional como aquella?

Logré el 8º puesto, así que fue un año redondo. Salí muy motivada, la verdad, y lo disfruté mucho. De hecho, era mi primer mundial, y lo hacía en Qatar, un país muy diferente al nuestro [risas]. Más allá de la competición, nos sirvió para ver la cultura de otros sitios, etc.; aunque corríamos un solo día, pasamos 10 días ahí, y todo sumó una gran experiencia.

© SANDRA ALONSO

– Querría preguntarte cómo compaginaste los estudios con la competición, ya que esta etapa suele coincidir con el Bachillerato y, muchas veces, no suele ser demasiado fácil esta tarea.

Bien, la verdad es que bien. Lo cierto es que ni la ESO ni el Bachillerato han sido una barrera grande en este sentido, ya que siempre he podido llevar ambas cosas bien; hay que saber cuándo puedes hacer una cosa o no, y cuánto tiempo dedicarle, etc. Sabía que tenía momentos que había que aprovechar todo el tiempo que tuviera, y que cuando tocaba estudiar había que estudiar, cuando había que entrenar pues entrenar.

– Tras 2 años de juniors pasas a Sub23, pero continúas en el equipo ‘BioRacer – Elkar Kirolak’. ¿Tenías decidido en todo momento seguir en el equipo? ¿Pensaste en algún momento cambiar de aires?

Es cierto que, ese año, tuve ofertas de otros equipos, pero como era mi primer año en la categoría no quería comprometerme a nada. Estaba muy a gusto con los directores y las corredoras del equipo, y sabía que me darían esa oportunidad de libertad. Además, viendo que ese año la Selección me llamó para realizar muchas carreras, tuve la oportunidad de correr las pruebas nacionales con libertad y luego ya las internacionales con la Selección, por lo que fue año bastante bueno.

– Tras un año, fichaste por otro equipo vizcaíno, en este caso por el ‘Bizkaia – Durango’, y tuviste la oportunidad de disputar pruebas UCI como el Giro Rosa, Bira, Madrid Challenge, etc. ¿Qué era para una chica joven como tú poder participar en esta pruebas junto a las ‘estrellas’ del pelotón?

Con mucha motivación, porque al ser tan joven y que te digan que vas a correr el Giro es como: ¡wow!. Vas con muchas ganas y, claro, al Giro vas a lo que vas, a aguantar y a aguantar. En ese Giro aprendí dónde estaba mi punto y que podía llegar más lejos; siempre salgo al Giro con la misma sensación: estoy aquí, y puedo llegar más lejos, y en la siguiente igual; eso es lo que da motivación para intentar seguir mejorando.

© SANDRA ALONSO

– Este año, en cambio, te enrolaste en el nuevo equipo impulsado por Íñigo Cuesta, el ‘Cronos – Casa Dorada’. ¿Cuál fue la decisión para que cambiaras de colores?

Antes de nada, quiero decir que no me fui por ningún malentendido ni algo por el estilo; estuve muy a gusto con ellos 2 años, y me llevaba muy bien con todos ellos; me han tratado super bien, y me han ofrecido un calendario acorde a mis tipo de corredora: lo que me convenía correr me dejaban, y lo que no, no. En ese aspecto siempre me han respetado.

El cambio de equipo fue un poco para dar un nuevo paso adelante en mi carrera, porque la estructura que iba a montar Íñigo Cuesta era con corredoras que habían estado a niveles altísimos en pruebas internacionales, y eso me atraía mucho.

– En el equipo estáis corredoras de muchas nacionalidades: hay polacas, italianas, australianas, etc. ¿Cómo os compenetráis?

Al final, todos los equipo son así, cada uno es de un sitio; nos complementamos bien, ya que para nuestro bien colectivo debemos llevarnos bien, y la verdad es que un grupo muy agradable [risas].

– Además, al comienzo del año, estuvisteis en concentración para ir conociéndoos mejor.

Sí, en diciembre estuvimos en Andorra, e hicimos una concentración en bicicleta de unos 5 días y, además, estuvimos esquiando; esto nos ayudó mucho a conocernos mejor.

© SANDRA ALONSO

– En esta temporada tan atípica en la que se han realizado tan pocas pruebas, has dado un gran nivel, obteniendo diversas victorias. ¿Qué es lo que más duro que se te ha hecho?

Duro, duro,… tampoco te diría. Al fin y al cabo, durante la época del confinamiento, veías que en aquella situación en la que no podías salir de casa no estabas sólo tú, ya que todos estábamos así, por lo que lo que hacía era tener la mente fría y seguir entrenando. Además, conforme pasaban los días, veíamos que el calendario se iba retrasando, y quizá lo más duro que se me hizo era que no sabíamos hasta cuándo se alargaría la situación; era como que no veíamos la luz para poder salir de aquello.

– Hace poco vienes de competir en el Mundial que tuvo un trazado muy duro.

La experiencia fue super bonita: estar allí, en mi 1. mundial, junto a las mejores ciclistas nacionales era un orgullo. Sabia que no era un trazado para mí, y que iría a sufrir a ayudar a la Selección en todo lo que pudiera para estar con ellas ayudándolas.

– De ahora en adelante, ¿tenéis alguna prueba más que competir o, en cambio, ‘bajáis ya la persiana’?

No sabemos anda aún. Puede que disputemos la Madrid Challenge by La Vuelta, pero todavía no lo sabemos a ciencia cierta.

– Dejando a un lado tu figura deportiva, veo que estás estudiando para ser arquitecta. ¿Cómo vislumbras tu futuro?

En el ciclismo mi idea es llegar hasta donde llegue; quiero disfrutar y dar lo máximo en la bici. A la vez, estoy sacando la carrera poco a poco, para cuando que cuando llegue el día de ‘colgar la bicicleta’ tengo algo que hacer. Ahora mismo no pienso en eso, puesto que estoy concentrada en la actualidad.

© SANDRA ALONSO

– ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Soy una chica muy tranquila, y ratos libres tengo pocas [risas]. Eso sí, cuando estoy en casa, me gusta estar con la familia, ir a tomar algo, irme a la playa (me encanta), etc. Además, me gusta mucho tocar la guitarra y leer.

– Me he fijado en una curiosidad tuya, y es que, aunque viniste muy pronto a vivir a Valencia, naciste en México.

Mi padre es mexicano, y mi madre española, pero al poco de nacer vinimos aquí (creo que no tendría ni un año, porque ni me acuerdo de eso [risas]). Tengo familia mexicana y, de hecho, toda mi familia vive en México pero, personalmente, me siento española.

– ¿Tienes algún hobby?

Me gusta mucho la música: estudié durante 7 años en el Conservatorio, y me gusta tocar la guitarra, el piano, etc. Me ayuda a relajar.

– ¿Tienes algún tic durante los días de carrera?

La verdad es que no sabría decirte; puede que las tenga, no digo que no, pero es que ni me doy cuenta [risas].

© SANDRA ALONSO

– ¿Tienes algún sueño o meta que querrías cumplir en un futuro?

La verdad es que uno en concreto no tengo. Al fin y al cabo, no pienso tan tan a lo lejos; voy día a día y viendo qué tal me va.

– Para acabar, ¿qué objetivos te pones te pones a ti misma, bien en lo personal, bien en lo deportivo?

Además de mejorar e ir más adelante cada año, seguir sumando un poco más; haciendo eso no sé si llegaré, pero ese es el objetivo [risas].

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hasta aquí la entrevista del día de hoy… ¡Espero que haya sido de vuestro agrado y que hayáis podido conocerla más a fondo!

*** P.D. 1: LA ENTREVISTA FUE REALIZADA EN CASTELLANO MEDIANTE LLAMADA TELEFÓNICA. ***

*** P.D. 2: SI ALGUIEN ESTUVIESE INTERESADO/A EN ESCUCHAR LA ENTREVISTA ORIGINAL (EL AUDIO DE LA ENTREVISTA), NO HABRÍA NINGÚN PROBLEMA EN ENVIÁROSLO, SIEMPRE Y CUANDO LA ENTREVISTADA LE DÉ EL VISTO BUENO.

Etiquetas: Cronos - Casa Dorada Sandra Alonso
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

¿Me ayudas a darle visibilidad a este artículo compartiéndolo en tus redes sociales? ¡Mil gracias!