ENARA ERIZ: ‘DISFRUTAR DE LA VIDA Y APRENDER ALGO NUEVO CADA DÍA, SIN DEJAR DE LADO A LAS PERSONAS QUE TENGO AL LADO.’

APROVECHAMOS EL FINAL DE LA TEMPORADA PARA CONOCER MEJOR A LA JOVEN DURANGUESA

© ENARA ERIZ

Nuevo año, ganas de estrenar la temporada tras un duro invierno en cuanto a entrenamientos, etc. Aunque no sea deportista profesional, puedo hacerme a la idea de cómo han tenido que sentirse los deportistas -en este caso, ciclistas-, el ver el panorama que se les avecinaban justo cuando, teóricamente, iban a darle comienzo a la temporada.

La entrevistada del día de hoy, la duranguesa Enara Eriz (La Tova – Asesoría Almudévar), ha tenido que ‘sufrir’ esta situación, como muchas otras, en primera persona. Aprovechando la amistad que existe entre la entrevistada y un servidor a raíz de haber coincidido en varias carreras ciclistas, entrevistamos a la joven duranguesa con la intención de conocer diversas cuestiones en torno a su figura y para que, además, podáis conocerla un poco mejor.

– Para aquellas personas que todavía no te conozcan bien, ¿cómo te describirías? ¿Quién es Enara?

Creo que es la primera vez que me preguntan esto, por lo que tampoco sé muy bien qué decir [risas]. Soy una vizcaína de 24 años, natural de Durango, y me describo como una persona simple, simpática, amante del deporte y de la naturaleza y, además, un poco culo-inquieta, de esas que no pueden estar quietas.

– ¿Cómo fueron tus primeras pedaladas en el ciclismo?

Mis primeras andanzas en esto del ciclismo fueron con mi familia; comencé con mi padre a montarme en una bicicleta de MTB y, tras probarla una vez, me gustó mucho.

© ENARA ERIZ

– ¿La idea de convertirte en ciclista fue una decisión plenamente tuya o, en cambio, tus más allegados tuvieron algo que ver?

Siempre he practicado deporte y, ante todo, debo agradecer mucho por haber tenido una familia tan dado al deporte; fue gracias a ellos por la que empecé a practicar deporte. Si te soy sincera, nunca había tenido en mi mente la idea de convertirme en ciclista y, de hecho, mi conversión a ciclista ha venido un poco de rebote. Cuando conocí a mi novio, poco a poco empecé a salir en bicicleta por la carretera, y puedo decir que fue él, mi novio, la persona que, junto a su hermano, me animó y me ayudó a tomar parte en las competiciones.

– Eres natural de Durango, pero, actualmente, vives en Huesca cursando el Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

Así es. Vine a Huesca a estudiar dicho Grado y, ahora mismo, a la vez que llevo adelante mis estudios, trabajo en una empresa de aquí mismo.

– ¿Cuál fue la razón de animarte a realizar dicho cambio en tu vida?

Tenía algunas personas conocidas que estudiaron aquí, y me hablaron muy de ello. Así pues, y tras haber acabado los estudios que realicé en Arrasate, decidí venir aquí para continuar con mis estudios.

– Ahora, además, formas parte de un equipo de allí mismo, concretamente de ‘La Tova – Asesoría Almudévar’.

Sí, así es. La estructura de féminas se creó este año, ya que el año pasado, aun habido tomado parte en algunas carreras con el nombre del equipo ‘La Tova – Asesoría Almudévar‘, no había un equipo de féminas como tal. Este año, en cambio, hemos sido un equipo formado por 6 chicas, y el ambiente del equipo ha sido increíble; entre todas nos hemos llevado muy muy bien.

© ENARA ERIZ

¿Qué calendario soléis seguir durante la temporada?

Solemos tener uno bastante abierto donde, evidentemente, suelen estar incluídas la Copa de España Féminas Cofidis y el Torneo Euskadun. Con la situación que nos ha tocado vivir este año, muchas carreras han tenido que cancelarse, por lo que, como ocurrido con las demás, nuestros planes se han trastocado bastante. Tras la reanudación de la competición, nuestra primera carrera fue en Segura (Gipuzkoa) y, a continuación, disputamos los Campeonatos nacionales y autonómicos. Además de lo anteriormente mencionado, también estuvimos presentes en Otxandio (Bizkaia). Evidentemente nos habría gustado acudir a más carreras, pero, por circunstancias ya conocidas por todos nosotros, no ha podido ser.

– En Huesca, por la cercanía de los Pirineos, disponéis de zonas increíbles para entrenar. ¿Hay alguna ruta que hayas realizado y que te haya gustado mucho?

Sí, eso es. Los Pirineos los tenemos muy cerca y, cada vez que tengo la oportunidad, suelo acudir allí a disfrutar de los paisajes con mi novio. En general, el Pirineo aragonés es muy bonito, pero, si te digo la verdad, suelo ir más veces a Andorra, ya que mi novio suele pasar una temporada allí y, como no, suelo ir con él [risas].

– En cuanto a los entrenamientos, ¿con quién te sueles entrenar?

Muchas veces suelo ir sola y, en otras, con una ‘grupeta’ de la zona que se llama ‘Grupeta del Cierzo‘: me acogieron muy bien, y me cuidan de manera excelente. Eso sí, también he decir que, algunas veces, me hacen pasar mal en los entrenamientos [risas]. Además, y cuando mi novio está aquí, suelo aprovechar para ir a entrenar con él: en el llano suelo ir detrás de él y, en los puertos, a mi ritmo; a ver si se me pega algo [risas].

© ENARA ERIZ

– ¿Prefieres entrenarte en el Durangaldea o, en cambio, te ‘tiran’ más los Pirineos?

Entrenar en el Durangaldea es un privilegio: además de tener lugares muy bonitos, tenemos muchos puertos y una zona costera envidiable; todo ello hace que me guste entrenar por dicha zona. Pero, a pesar de lo anteriormente indicado, cuenta con un lado bastante malo y que, de hecho, no me gusta nada: el tráfico. En cambio, en Huesca, me entreno mucho más tranquila, ya que en las carreteras no me encuentro con tantos coches como en Bizkaia, cosa que, a la hora de entrenar, es algo muy positivo.

– Me he enterado que tomaste parte en la ‘Treparriscos’. ¿Qué tal fue la experiencia? ¿Tienes intención de volver?

Fue una experiencia muy bonita y, en general, estoy muy muy contenta. Esta ha sido, hasta ahora, mi 2ª prueba de este tipo; tiempo atrás, realicé la marcha cicloturista de Omar Fraile.

© ENARA ERIZ

– ¿Cómo fue la planificación para dicha prueba?

El plan, básicamente, consistía en comenzar la prueba delante desde el principio y, posteriormente, realizar el primer puerto en un buen ritmo, pero siempre con la intención de guardar fuerzas de cara al puerto final. En todo momento fui a mi ritmo, sin mirar ni detenerme en nadie que iba a mi lado, puesto que, si no, sabía lo que me pasaría [risas].

– Dejando a un lado la bicicleta, ¿cómo es Enara en su vida personal y cotidiana?

En este momento, es una persona que está trabajando y, en los pocos ratos libres que ostento, suelo aprovechar para sacar la bicicleta. En cuanto a los fines de semana, aprovecho 100% para realizar todo tipo de cosas, sin importar el qué.

– ¿Tienes algún ídolo o un referente?

Nunca he sido una persona que lo haya tenido, y la verdad es que no me he fijado en nadie. Cuando empecé en el ciclismo, me fijé en mi novio; desde el momento en que me di cuenta de todo lo que está detrás de un ciclista me quedé flipada: el nivel de esfuerzo, la constancia, el sacrificio, etc. Así pues, me fijo en él a la hora aprender todo tipo de cosas; hasta la fecha, me ha enseñado muchísimo, cosa que le agradezco muchísimo y, de la misma forma, espero que dure para mucho [risas].

– ¿Y tienes algún hobby?

En mi caso, además de la bicicleta, son el monte, la familia y los amigos.

– Para acabar, ¿qué objetivos les pones a ti misma, bien en el ámbito personal, bien en lo deportivo?

Además de disfrutar de la vida y aprender algo nuevo cada día, ir mejorando poco a poco en ambos ámbitos, sin dejar de lado a las personas que tengo al lado.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hasta aquí la entrevista del día de hoy… ¡Espero que haya sido de vuestro agrado y que hayáis podido conocerla mucho más a fondo!

*** P.D.: LA ENTREVISTA FUE REALIZADA EN CASTELLANO MEDIANTE EL USO DEL CORREO ELECTRÓNICO. ***

Etiquetas: Enara Eriz La Tova - Asesoría Almudévar
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

¿Me ayudas a darle visibilidad a este artículo compartiéndolo en tus redes sociales? ¡Mil gracias!